Descargar el documento en WORD

Descargar el documento en PDF

LECTIO DIVINA

DOMINGO XVI TIEMPO ORDINARIO

22 de julio de 2018

¨En la Diócesis de Texcoco, nos reconocemos, valoramos y aceptamos como personas para ser casa y escuela de comunión¨

ORACIÓN AL ESPÍRITU SANTO

Jesús, Tú que te preocupas por el bienestar y descanso de tus discípulos, te pedimos que nos envíes tu Espíritu para que nos ilumine y nos haga comprender tu Palabra, para que nos haga más sensibles a las necesidades de nuestros hermanos. Te lo pedimos por Jesucristo Nuestro Señor. Amén.

  1. LECTURA DEL TEXTO BÍBLICO (Mc 6, 30-34)

¿Qué dice el texto?

En aquel tiempo, los apóstoles volvieron a reunirse con Jesús y le contaron todo lo que habían hecho y enseñado. Entonces Él les dijo: “Vengan conmigo a un lugar solitario, para que descansen un poco”. Porque eran tantos los que iban y venían, que no les dejaban tiempo ni para comer. Jesús y sus apóstoles se dirigieron en una barca hacia un lugar apartado y tranquilo. La gente los vio irse y los reconoció; entonces de todos los poblados fueron corriendo por tierra a aquel sitio y se les adelantaron. Cuando Jesús desembarcó, vio una numerosa multitud que lo estaba esperando y se compadeció de ellos, porque andaban como ovejas sin pastor, y se puso a enseñarles muchas cosas. Palabra del Señor.

Contexto bíblico

El Evangelio se compone de dos pasajes ligados por su contenido, la historia de Jesús y sus apóstoles alejándose a un lugar aparte para descansar juntos, pero interrumpidos por las multitudes y sus grandes necesidades (vv. 30-34) y la historia de las multitudes acercándose a Jesús en Genesaret para ser curadas (vv. 53-56). Entre estos dos pasajes san Marcos relata el alimentar de los cinco mil (vv. 35-44) y Jesús caminando sobre el agua (vv. 45-52). Esto es un ejemplo de una historia (o historias) dentro de otra un género favorito de Marcos. En este caso, Marcos liga historias del ministerio de Jesús de enseñanza y de sanar (vv. 30-34, 53-56) con la historia de Jesús proveyendo pan, una historia con tono eucarístico (vv. 35-44). Estos pasajes nos tocan, porque nos demuestran cómo se deberían haber sentido los discípulos y atormentados. Las necesidades eran muchas; las multitudes grandes; y los discípulos no encontraban tiempo ni para comer.

Texto bíblico

A) Los Apóstoles se reunieron con Jesús

En Marcos 6, 7-13 cuenta como Jesús mandó a los Doce de dos en dos con la autoridad de regir sobre espíritus inmundos. Predicaban arrepentimiento, sacaban demonios, y curaban a los enfermos. San Marcos regresa a la historia de los Doce, quienes relatan a Jesús los resultados de su misión. Éste es otro ejemplo, entonces, de una de las historias de Marcos dentro de otra, la historia de Juan Bautista situada dentro de la historia de la misión de los Doce. “Y los apóstoles volvieron a reunirse con Jesús” (v. 30). Jesús les mandó como “los Doce” (v. 7), pero ahora Marcos les llama apóstoles (v. 30). Éste es el único lugar en este Evangelio donde Marcos utiliza la palabra “apóstoles”.

La palabra “apóstoles” es particularmente apropiada en versículo 30, porque viene de la palabra griega ἀποστέλλω, apostéllo, que significa “mandar” y fue esa palabra la que san Marcos utilizó en versículo 7 al hablar de mandar a los Doce. Apóstol es un término técnico para los misionarios cristianos de la temprana Iglesia, esto indica que son agentes oficiales. Se considera que tal persona tiene la autoridad y la estatura de la persona a quien representa. “Vengan conmigo a un lugar solitario” (v. 31). Jesús ve que los discípulos están cansados después de su misión, y los invita a un lugar aparte donde puedan descansar. Pronto Jesús tendrá compasión por la multitud, pero primero tiene compasión por sus apóstoles, que todavía no habían tenido tiempo para comer. La obra de un discípulo debe equilibrar tiempo de servicio con tiempo de renovación física y espiritual.

B) Y tubo compasión de ellos

Las multitudes ven hacia dónde va el barco, y se mueven en esa dirección para interceptar a Jesús. Cuando Jesús llega al lugar donde han de descansar, una gran multitud le espera. Jesús y sus discípulos tienen razones para estar molestos. No han comido (v. 31), y necesitaban descansar aún antes de remar el barco a su destino. Esperaríamos que hombres cansados y hambrientos respondiesen con enojo a esta inesperada demanda que requiere más de su ya escasa energía. San Marcos no nos dice cómo responden los discípulos, pero Jesús tiene compasión de la multitud, porque son “como ovejas que no tenían pastor” (v. 34).

Jesús tiene respuestas directas para los que buscan su propia satisfacción, pero también tiene un corazón blando por los necesitados. Él nunca parece molestarse por nuestras interrupciones. También afirma la profundidad de sus sentimientos por gente necesitada. La palabra traducida “compasión,” ἐσπλαγχνίσθη, esplanchnisthe, es también la palabra para entrañas, tripas, y describe un sentimiento de simpatía que comienza en la parte más profunda de una persona. Las palabras “ovejas que no tenían pastor” (v. 34) nos recuerdan a Moisés pidiendo que Dios designara un líder para continuar guiando al pueblo después de él para que “la congregación del Señor no sea como ovejas sin pastor” (Núm. 27, 17). Dios eligió a Josué, cuyo nombre es una variación del nombre Jesús. “Ovejas que no tenían pastor” también nos recuerda de las palabras de Ezequiel al profeta, que dijo, “Y están derramadas por falta de pastor; y fueron para ser comidas de toda bestia del campo, y fueron esparcidas. Y anduvieron perdidas mis ovejas por todos los montes, y en todo collado alto: y en toda la faz de la tierra fueron derramadas mis ovejas, y no hubo quien buscase, ni quien requiriese” (Ez 34, 5-6).

Las ovejas necesitan un pastor que les guíe por sendas seguras, que les ayude a encontrar comida, que los defienda contra el peligro, que los encuentre cuando se desvían, y que le devuelva al rebaño. “Pastor” es una palabra que a menudo se utiliza en la Biblia como metáfora: 1) Para reyes fieles o infieles, sacerdotes y profetas (2 Sam 5, 2; Sal 78, 70-72; Is 56, 11-12; Jer 3:15; 10, 21; 23, 1-4; 50, 6). 2) Para Dios (Sal 23, 1-4; 28, 9; 80, 1; Is 40, 11; Jer 31, 10). 3) Para Jesús (Mt 26, 31; Jn 10, 11-18; Heb 13, 20; 1 Pe 2, 25; 7, 17). 4) Para líderes de la Iglesia (Jn 21, 15; Hech 20, 28. Las palabras “ovejas que no tenían pastor” implican una reprensión sobre los líderes religiosos de su día, quienes han fallado en su papel como pastor. Y Jesús “les comenzó a enseñar muchas cosas” (v. 34). Aquí el énfasis de Marcos en la enseñanza es evidente... Ahora, en respuesta a una multitud que seguramente busca un milagro, Jesús ofrece enseñanza. San Marcos no nos da a entender, sin embargo, que la multitud esté decepcionada. Como pronto veremos, seguirán viniendo (vv. 53-56). Enseñanza (v. 34), alimentar (vv. 35-44), y sanar (v. 56) demuestran la preocupación de Jesús por el bienestar físico y espiritual de su gente. Esto provee un modelo del ministerio que ha servido bien a la Iglesia a través de los siglos.

Preguntas para la lectura:

  • ¿Quiénes se reunieron con Jesús?
  • ¿Qué le contaron a Jesús?
  • ¿Qué les dijo Jesús?
  • ¿A dónde se dirigió Jesús y sus discípulos?
  • ¿Qué hizo la gente?
  • ¿Qué hizo Jesús con la gente?
  1. MEDITACIÓN (Qué me/nos dice la Palabra de Dios)
  • ¿Me impacto como los apóstoles por los prodigios que sigue haciendo Jesús en nuestra sociedad?
  • ¿Me doy la oportunidad de un encuentro personal con el Señor?
  • ¿Estoy dispuesto a ser un buen discípulo?
  • ¿Cómo pastor o laico, busco a mis ovejas, o las dejo perecer?
  • ¿Tengo compasión por la gente?
  1. ORACIÓN: (Qué le respondo al Señor, que le respondemos al Señor)

Señor, te damos gracias porque nos has llamado a ser tus discípulos, por valorarnos y darnos tu gracia para seguir llevando tu Palabra en nuestra sociedad, por hacernos partícipes de tu pastoreo en nuestras pequeñas comunidades. Por eso te damos gracias. Gracias Señor, gracias Señor. Señor.

Perdón por no saber aprovechar los momentos de gracia que nos das, por descuidar el contacto con nuestros hermanos, principalmente con nuestras familias. Por no saber valorar tú presencia en nuestras comunidades; y por no ser buenos pastores en nuestras comunidades. Por eso te pedimos perdón. Perdón Señor.

  1. CONTEMPLACIÓN: ¿Cómo interiorizo el mensaje? ¿Cómo interiorizamos el mensaje?
  • A los apóstoles con la alegría de contarle a Jesús los prodigios que habían hecho.
  • A Jesús invitándolos a descansar a un lugar solitario.
  • A la gente buscando a Jesús.
  • A la compasión de Jesús por aquellas personas.
  1. ACCIÓN: ¿A qué me comprometo? ¿A qué nos comprometemos?

La intención general del apostolado de la oración del Papa para el mes de julio es:

Por la evangelización: Los sacerdotes en su misión pastoral.

“Para que los sacerdotes que viven con fatiga y en la soledad los trabajos pastorales se sientan confortados con la ayuda de la amistad con el Señor y con los hermanos”.

Intención personal: Buscar con mayor entrega al Señor en mi vida, por medio de la oración y la lectura asidua de la Sagrada Escritura.

Intención comunitaria: Que en mis comunidades les enseñe a mis hermanos la necesidad de estar a solas con Jesús, en un descanso o por medio de un retiro, para encontrarnos en la intimidad con Él y esto nos dé fuerzas para continuar nuestra misión.

Quiénes Somos:

La Diócesis de Texcoco es una Iglesia misionera, que fiel a Cristo y presidida por su Obispo, integra a través de estructuras de comunión y participación a todos los bautizados y hombres de buena voluntad, que con la riqueza de sus dones y carismas, evangelizan y hacen presente el Reino de Dios.