Inicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivado

<p style="text-align: justify;"><a href="/diocesisdetexcoco/../descargas/lectio/lectio_divina_28julio_CDPB.docx" target="_blank"><img style="margin-right: 10px; float: left;" src="/diocesisdetexcoco/images/stories/lectiodivina.jpg" alt="lectiodivina" width="500" height="375" />Descargar el documento en WORD</a></p>
<p style="text-align: justify;"><a href="/diocesisdetexcoco/../descargas/lectio/lectio_divina_28julio_CDPB.pdf" target="_blank">Descargar el documento en PDF</a></p>
<p style="text-align: justify;"> </p>
<p style="text-align: center;"><strong>LECTIO DIVINA</strong><br /><strong>COMISIÓN DIOCESANA DE PASTORAL BÍBLICA</strong></p>
<p style="text-align: center;">28 de julio de 2013. Domingo XVII Ordinario.</p>
<p style="text-align: center;">¨En la Diócesis de Texcoco, nos reconocemos, valoramos y aceptamos como personas para ser casa y escuela de comunión¨</p>
<h4>ORACIÓN AL ESPÍRITU SANTO</h4>
<p>Te damos gracias Padre porque eres el autor de la vida, y pedimos tu Espíritu Santo, para que nos ilumines y nos hagas cada día más capaces de captar tu Palabra que nos invita a reconocerte como Padre que nos ama y nos ilumina para llevar tu Palabra a todos los hermanos de nuestras comunidades, y por medio del Espíritu nos haga cada día escuela y comunidad de oración en nuestra Diócesis, todo esto te lo pedimos por Jesucristo Nuestro Señor. Amén.</p>
<h4>1. LECTURA DEL TEXTO BÍBLICO (Lc 11,1-13)  </h4>
<p><strong>¿Qué dice el texto?</strong></p>
<p>Un día, Jesús estaba orando y cuando terminó, uno de sus discípulos le dijo: "Señor enséñanos a orar, como Juan enseñó a sus discípulos”. Entonces Jesús les dijo: "Cuando oren, digan: 'Padre, santificado sea tu nombre, venga tu Reino, danos hoy nuestro pan de cada día y perdona nuestras ofensas, puesto que también nosotros perdonamos a todo aquel que nos ofende, no nos dejes caer en tentación”.</p>
<p>También les dijo: "Supongan que alguno de ustedes tiene un amigo que viene a media noche a decirle: 'Préstame, por favor, tres panes, pues un amigo mío ha venido de viaje y no tengo nada que ofrecerle'. Pero él le responde desde dentro: 'No me molestes. No puedo levantarme a dártelos, porque la puerta ya está cerrada y mis hijos y yo estamos acostados'. Si el otro sigue tocando, yo les aseguro que, aunque no se levante a dárselos por ser su amigo, sin embargo, por su molesta insistencia, sí se levantará y le dará cuanto necesite.</p>
<p>Así también les digo a ustedes: Pidan y se les dará, busquen y encontrarán, toquen y se les abrirá. Porque quien pide, recibe; quien busca, encuentra, y al que toca, se le abre. ¿Habrá entre ustedes algún padre que, cuando su hijo le pida pescado, le dé una víbora? ¿O cuando le pida huevo, le dé un alacrán? Pues, si ustedes, que son malos, saben dar cosas buenas a sus hijos, ¿cuánto más el Padre celestial dará el Espíritu Santo a quienes se lo pidan?" Palabra del Señor.</p>
<h4>Pistas de reflexión</h4>
<p><strong>Contexto bíblico</strong><br />En Hebreo Avinú Padre nuestro y (griego: pater) (v. 2).  En el lenguaje de Jesús, la palabra para padre es abba, pero Lucas usa la palabra griega, pater.  Ambas palabras se alejan de la norma judía en cuanto al trato del nombre de Dios.  El nombre hebreo para Dios es YHWH. El pueblo judío está tan preocupado con la posibilidad de profanar el nombre de Dios que, en su lugar, utilizan la palabra adonai, que significa “mi Señor”.</p>
<p>Sin embargo, la idea de Dios como Padre tiene raíces en el Antiguo Testamento. Dios le instruyó a Nathán que le dijera a David, “Yo seré para él un Padre, y él será para mí un hijo” (2 Samuel 7:14). </p>
<p><strong>Texto bíblico</strong><br />A. Señor, enséñanos a orar (V. 1)<br />Los discípulos ruegan a Jesús que les enseñe a orar. Han sido motivados por el ejemplo que Jesús les ha dado en tantas ocasiones. Así lo describe el evangelista Lucas: Un día estaba Jesús orando en cierto lugar (v. 1). Recordemos que Lucas es el evangelista que más resalta los momentos orantes de Jesús. Animados por el testimonio del Maestro, ellos también quieren recibir lecciones para orar debidamente. Jesús enseña a orar con el ejemplo y con las palabras. Jesús enseña una forma de orar no acostumbrada hasta entonces. Jesús, como nadie lo había hecho antes, se dirige a Dios invocándolo como Padre <br />
B. Cuando oren, digan: Padre (v. 2)<br />Jesús enseña a sus discípulos la relación exacta entre el Padre y los hijos. La actitud fundamental del discípulo ha de ser: confianza total en el Padre. El creyente ha de mirar al Padre para relacionarse con los demás como lo que son: hijos del Padre y hermanos entre sí. La confianza con el Padre ha de proyectarse y vivirse en la fraternidad con los hermanos. El alimento diario y el perdón de las ofensas indican el compromiso temporal de los hijos de Dios, hermanos entre sí. El Amor, recibido del Padre, hay que compartirlo con los hermanos en todas las ocasiones de la vida terrena.</p>
<p>C. ¿Cuánto más el Padre del cielo les dará el Espíritu Santo a los que se lo pidan? (v. 13).<br />Jesús promete que toda oración será escuchada. Pero, la confianza total en el Padre está en la base de toda oración. Las dos breves parábolas insisten en: la perseverancia y constancia en la oración; lo que, sobre todo, tenemos que pedir, que es el don mayor: el Espíritu, es decir, la misma vida de Dios, el Amor que circula entre las Tres divinas personas. Cuando el creyente busca y pide confiadamente el Espíritu, ha de estar totalmente seguro que el Padre le atiende, incluso antes de que se lo pida (Mt 6, 8).</p>
<p><strong>Preguntas para la lectura:</strong><br />¿Qué estaba haciendo Jesús en cierto lugar?<br />¿Qué le dijo uno de sus discípulos cuando terminó de orar?<br />¿Qué les dijo?<br />¿Cómo deben dirigirse a Dios?<br />¿Qué pide que sea santificado?<br />¿Qué ejemplo les pone?<br />¿Qué es lo que el Padre celestial sabe que necesitan sus hijos?</p>
<h4>2. MEDITACIÓN:</h4>
<p><strong>¿Qué me dice el texto?</strong></p>
<p>Se nos olvida que el regalo principal que el Señor nos puede conceder es su Espíritu para que podamos discernir su voluntad y comprometernos de manera adecuada, ¿qué nos enseña todo esto?</p>
<p>¡Cuántas veces hemos rezado el Padrenuestro! Es posible que ya no nos diga nada. Pero, hemos de tomar conciencia de que es la oración fundamental del cristiano.</p>
<p>La que me relaciona totalmente con el Padre y sus proyectos y la que me relaciona con mis hermanos. Es la oración que me abre a la confianza filial con Dios y a la comunión fraternal con el prójimo.</p>
<h4>3. ORACIÓN:</h4>
<p><strong>¿Qué le digo al Señor? ¿Qué le decimos?</strong></p>
<p>Señor te pedimos perdón por la ocasiones, en que caprichosamente hemos querido que nos concedas lo que te pedimos, sin saber si lo que te estamos pidiendo es de acuerdo a tu voluntad, por eso te pedimos perdón por todos esos momentos, perdón Señor Perdón.</p>
<p>Gracias Señor, por todo lo que nos has dado y pedimos que nos ayudes a reconocerte como nuestro Padre que siempre nos guia por el camino de la verdad. Gracias Señor, gracias Señor.</p>
<h4>4. CONTEMPLACIÓN:</h4>
<p>•    A Jesús enseñando a sus discípulos la oración al Padre. ¿Cómo la habría rezado Jesús?<br />•    A la Iglesia que en su Liturgia la reza en momentos solemnes.<br />•    A ti mismo, que aprendiste desde niño esta bellísima oración y que necesitas meditarla y saborearla.</p>
<h4>5. ACCIÓN:</h4>
<p><strong>Propuesta personal</strong><br />La intención general del apostolado de la oración del Papa para el mes de julio es: “Que la Jornada Mundial de la Juventud en Brasil anime a todos los jóvenes cristianos a hacerse discípulos y misioneros del Evangelio”.</p>
<p>A lo largo de la semana rezaré despacio la oración que Jesús nos enseñó. Haré oración pausada, lenta, meditativa con esta oración.</p>
<p><strong>Propuesta comunitaria</strong><br /><strong>Misionera:</strong> “Que en toda Asia se abran las puertas a los mensajeros del Evangelio”.<br />En nuestras comunidades tendremos como base fundamental la oración meditativa del Padre Nuestro.</p>

Inicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivado

lectiodivinaDescargar el documento en WORD

Descargar el documento en PDF

 

LECTIO DIVINA
COMISIÓN DIOCESANA DE PASTORAL BÍBLICA

28 de julio de 2013. Domingo XVII Ordinario.

¨En la Diócesis de Texcoco, nos reconocemos, valoramos y aceptamos como personas para ser casa y escuela de comunión¨

ORACIÓN AL ESPÍRITU SANTO

Te damos gracias Padre porque eres el autor de la vida, y pedimos tu Espíritu Santo, para que nos ilumines y nos hagas cada día más capaces de captar tu Palabra que nos invita a reconocerte como Padre que nos ama y nos ilumina para llevar tu Palabra a todos los hermanos de nuestras comunidades, y por medio del Espíritu nos haga cada día escuela y comunidad de oración en nuestra Diócesis, todo esto te lo pedimos por Jesucristo Nuestro Señor. Amén.

1. LECTURA DEL TEXTO BÍBLICO (Lc 11,1-13)  

¿Qué dice el texto?

Un día, Jesús estaba orando y cuando terminó, uno de sus discípulos le dijo: "Señor enséñanos a orar, como Juan enseñó a sus discípulos”. Entonces Jesús les dijo: "Cuando oren, digan: 'Padre, santificado sea tu nombre, venga tu Reino, danos hoy nuestro pan de cada día y perdona nuestras ofensas, puesto que también nosotros perdonamos a todo aquel que nos ofende, no nos dejes caer en tentación”.

También les dijo: "Supongan que alguno de ustedes tiene un amigo que viene a media noche a decirle: 'Préstame, por favor, tres panes, pues un amigo mío ha venido de viaje y no tengo nada que ofrecerle'. Pero él le responde desde dentro: 'No me molestes. No puedo levantarme a dártelos, porque la puerta ya está cerrada y mis hijos y yo estamos acostados'. Si el otro sigue tocando, yo les aseguro que, aunque no se levante a dárselos por ser su amigo, sin embargo, por su molesta insistencia, sí se levantará y le dará cuanto necesite.

Así también les digo a ustedes: Pidan y se les dará, busquen y encontrarán, toquen y se les abrirá. Porque quien pide, recibe; quien busca, encuentra, y al que toca, se le abre. ¿Habrá entre ustedes algún padre que, cuando su hijo le pida pescado, le dé una víbora? ¿O cuando le pida huevo, le dé un alacrán? Pues, si ustedes, que son malos, saben dar cosas buenas a sus hijos, ¿cuánto más el Padre celestial dará el Espíritu Santo a quienes se lo pidan?" Palabra del Señor.

Pistas de reflexión

Contexto bíblico
En Hebreo Avinú Padre nuestro y (griego: pater) (v. 2).  En el lenguaje de Jesús, la palabra para padre es abba, pero Lucas usa la palabra griega, pater.  Ambas palabras se alejan de la norma judía en cuanto al trato del nombre de Dios.  El nombre hebreo para Dios es YHWH. El pueblo judío está tan preocupado con la posibilidad de profanar el nombre de Dios que, en su lugar, utilizan la palabra adonai, que significa “mi Señor”.

Sin embargo, la idea de Dios como Padre tiene raíces en el Antiguo Testamento. Dios le instruyó a Nathán que le dijera a David, “Yo seré para él un Padre, y él será para mí un hijo” (2 Samuel 7:14). 

Texto bíblico
A. Señor, enséñanos a orar (V. 1)
Los discípulos ruegan a Jesús que les enseñe a orar. Han sido motivados por el ejemplo que Jesús les ha dado en tantas ocasiones. Así lo describe el evangelista Lucas: Un día estaba Jesús orando en cierto lugar (v. 1). Recordemos que Lucas es el evangelista que más resalta los momentos orantes de Jesús. Animados por el testimonio del Maestro, ellos también quieren recibir lecciones para orar debidamente. Jesús enseña a orar con el ejemplo y con las palabras. Jesús enseña una forma de orar no acostumbrada hasta entonces. Jesús, como nadie lo había hecho antes, se dirige a Dios invocándolo como Padre

B. Cuando oren, digan: Padre (v. 2)
Jesús enseña a sus discípulos la relación exacta entre el Padre y los hijos. La actitud fundamental del discípulo ha de ser: confianza total en el Padre. El creyente ha de mirar al Padre para relacionarse con los demás como lo que son: hijos del Padre y hermanos entre sí. La confianza con el Padre ha de proyectarse y vivirse en la fraternidad con los hermanos. El alimento diario y el perdón de las ofensas indican el compromiso temporal de los hijos de Dios, hermanos entre sí. El Amor, recibido del Padre, hay que compartirlo con los hermanos en todas las ocasiones de la vida terrena.

C. ¿Cuánto más el Padre del cielo les dará el Espíritu Santo a los que se lo pidan? (v. 13).
Jesús promete que toda oración será escuchada. Pero, la confianza total en el Padre está en la base de toda oración. Las dos breves parábolas insisten en: la perseverancia y constancia en la oración; lo que, sobre todo, tenemos que pedir, que es el don mayor: el Espíritu, es decir, la misma vida de Dios, el Amor que circula entre las Tres divinas personas. Cuando el creyente busca y pide confiadamente el Espíritu, ha de estar totalmente seguro que el Padre le atiende, incluso antes de que se lo pida (Mt 6, 8).

Preguntas para la lectura:
¿Qué estaba haciendo Jesús en cierto lugar?
¿Qué le dijo uno de sus discípulos cuando terminó de orar?
¿Qué les dijo?
¿Cómo deben dirigirse a Dios?
¿Qué pide que sea santificado?
¿Qué ejemplo les pone?
¿Qué es lo que el Padre celestial sabe que necesitan sus hijos?

2. MEDITACIÓN:

¿Qué me dice el texto?

Se nos olvida que el regalo principal que el Señor nos puede conceder es su Espíritu para que podamos discernir su voluntad y comprometernos de manera adecuada, ¿qué nos enseña todo esto?

¡Cuántas veces hemos rezado el Padrenuestro! Es posible que ya no nos diga nada. Pero, hemos de tomar conciencia de que es la oración fundamental del cristiano.

La que me relaciona totalmente con el Padre y sus proyectos y la que me relaciona con mis hermanos. Es la oración que me abre a la confianza filial con Dios y a la comunión fraternal con el prójimo.

3. ORACIÓN:

¿Qué le digo al Señor? ¿Qué le decimos?

Señor te pedimos perdón por la ocasiones, en que caprichosamente hemos querido que nos concedas lo que te pedimos, sin saber si lo que te estamos pidiendo es de acuerdo a tu voluntad, por eso te pedimos perdón por todos esos momentos, perdón Señor Perdón.

Gracias Señor, por todo lo que nos has dado y pedimos que nos ayudes a reconocerte como nuestro Padre que siempre nos guia por el camino de la verdad. Gracias Señor, gracias Señor.

4. CONTEMPLACIÓN:

•    A Jesús enseñando a sus discípulos la oración al Padre. ¿Cómo la habría rezado Jesús?
•    A la Iglesia que en su Liturgia la reza en momentos solemnes.
•    A ti mismo, que aprendiste desde niño esta bellísima oración y que necesitas meditarla y saborearla.

5. ACCIÓN:

Propuesta personal
La intención general del apostolado de la oración del Papa para el mes de julio es: “Que la Jornada Mundial de la Juventud en Brasil anime a todos los jóvenes cristianos a hacerse discípulos y misioneros del Evangelio”.

A lo largo de la semana rezaré despacio la oración que Jesús nos enseñó. Haré oración pausada, lenta, meditativa con esta oración.

Propuesta comunitaria
Misionera: “Que en toda Asia se abran las puertas a los mensajeros del Evangelio”.
En nuestras comunidades tendremos como base fundamental la oración meditativa del Padre Nuestro.

Inicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivado

lectiodivinaDescargar el documento en WORD

Descargar el documento en PDF

 

LECTIO DIVINA
COMISIÓN DIOCESANA DE PASTORAL BÍBLICA

14 de julio de 2013. Domingo XV Ordinario.

¨En la Diócesis de Texcoco, nos reconocemos, valoramos y aceptamos como personas para ser casa y escuela de comunión¨

ORACIÓN AL ESPÍRITU SANTO

Espíritu Santo Fuente de Luz, ilumínanos para entender la Palabra que es vida, eres Tú mismo el Verbo Encarnado, ayúdanos a entender tu misericordia y a reconocerte en cada hermano necesitado de nuestra comunidad. Que seamos fermento de misericordia y perdón ante los desamparados y así cada día demos un mejor testimonio cristiano en nuestras comunidades. Por Jesucristo Nuestro Señor.


1. LECTURA DEL TEXTO BÍBLICO (Lc 10, 25-37)  

¿Qué dice el texto?

En aquel tiempo, se presentó ante Jesús un doctor de la ley para ponerlo a prueba y le preguntó: "Maestro, ¿qué debo hacer para conseguir la vida eterna?" Jesús le dijo: "¿Qué es lo que está escrito en la ley? ¿Qué lees en ella?" El doctor de la ley contestó: "Amarás al Señor tu Dios, con todo tu corazón, con toda tu alma, con todas tus fuerzas y con todo tu ser, y a tu prójimo como a ti mismo". Jesús le dijo: "Has contestado bien; si haces eso, vivirás”.

El doctor de la ley, para justificarse, le preguntó a Jesús: "¿Y quién es mi prójimo?" Jesús le dijo: "Un hombre que bajaba por el camino de Jerusalén a Jericó, cayó en manos de unos ladrones, los cuales lo robaron, lo hirieron y lo dejaron medio muerto. Sucedió que por el mismo camino bajaba un sacerdote, el cual lo vio y pasó de largo. De igual modo, un levita que pasó por ahí, lo vio y siguió adelante. Pero un samaritano que iba de viaje, al verlo, se compadeció de él, se le acercó, ungió sus heridas con aceite y vino y se las vendó; luego lo puso sobre su cabalgadura, lo llevó a un mesón y cuidó de él. Al día siguiente sacó dos denarios, se los dio al dueño del mesón y le dijo: cuida de él y lo que gastes de más, te lo pagaré a mi regreso”.

¿Cuál de estos tres te parece que se portó como prójimo del hombre que fue asaltado por los ladrones?" El doctor de la ley le respondió: "El que tuvo compasión de él". Entonces Jesús le dijo: "Anda y haz tú lo mismo". Palabra del Señor.

Pistas de reflexión

Contexto bíblico

La ocasión de la parábola es la pregunta que le hace el doctor de la ley, sobre lo que hay que hacer para heredar la vida eterna. La pregunta del legista no sólo es legítima y correcta; además es fundamental. Él no sólo pregunta lo que tiene que hacer para ir al cielo, se cuestiona qué debe hacer para vivir con sentido. Si se lee el Evangelio con atención uno se da cuenta que el legista pregunta lo que ya sabía, sin embargo, al final Jesús le da una lección mucho mayor acerca del amor y la misericordia.

Texto bíblico

1. Haz eso y vivirás (Lc 10, 28)

En tiempos de Jesús, había una gran confusión, aún en los maestros de la Ley, sobre quién era el prójimo. Pues para el judío el “hermano” es quien estaba bajo la Alianza de Dios con su pueblo. Por lo cual Jesús responde claramente que prójimo es, sobre todo, el que sufre alguna necesidad o carencia. Es decir, toda persona. Jesús responde con toda claridad: Haz eso y vivirás. Lo que importa es la vida, el hacer el bien, no las discusiones, de las cuales eran tan amigos los maestros y los fariseos.

2. Un samaritano se compadeció (v. 33)

Esta parábola seguramente habría dado al maestro de la ley un verdadero golpe en contra de su mentalidad. Pues, el prójimo para los judíos era simplemente el de su país y el de su raza. Un “samaritano” era considerado como hereje, que no formaba parte del pueblo elegido, de Israel. Prácticamente era considerado como un pagano, que no entraba en el plan de salvación de Dios. Así era la mentalidad reinante. Jesús deshace este modo de pensar. Y Jesús, como en otras ocasiones, pone de modelo a un personaje (el samaritano). En consecuencia, ni el sacerdote judío, encargado de ofrecer el culto a Yahvé, ni el levita (obsesionado por el cumplimiento de la ley) descubren al prójimo. Y pasan de largo, sin ayudarle, y con el miedo de ser contaminados y cometer pecado.

3. Vete y haz tú lo mismo (v. 37)

El que entiende quién es el prójimo, el próximo, es aquel samaritano que sintió compasión del herido (v. 35). Lucas nos describe todos los gestos y pasos, tan delicados, del samaritano que entiende y atiende al desvalido con toda delicadeza y amor. Pero la lección está clara: Vete y haz tú lo mismo (v. 37). Prójimo es todo aquel que sufre alguna carencia y necesita de la ayuda de otros para superar la crisis. Por supuesto que los primeros prójimos (próximos) son los de la misma familia. Pero, también aún aquellos desconocidos, necesitados, que por casualidad o por providencia, pasan cerca de nosotros. Y no podemos justificarnos con el pretexto de cumplir otras normas de vida (preceptos, mandamientos; ejemplo: ir a misa o dar limosna), para olvidarnos de ellos.

Preguntas para la lectura:

¿Qué le pregunta el maestro de la ley a Jesús?
¿Qué le contesta a Jesús?
¿Qué ejemplo le pone Jesús?
¿Quién bajaba de Jerusalén a Jericó?
¿Quiénes son los personajes que aparecen ahí identificados?
¿Qué le contestó el legista a Jesús y qué le dijo Jesús?

2. MEDITACIÓN: ¿Qué me dice el texto?

No podemos relacionarnos con el Señor en la oración si no vivimos la misericordia, caridad y justicia con el prójimo. Y no podemos comulgar con el Señor en la Eucaristía, si no comulgamos con el Señor, que vive y sufre en el hermano. Y si nos acercamos a la comunión sacramental pero no nos reconciliarnos con el hermano ¿Tendrá sentido nuestra vida?

3. ORACIÓN: ¿Qué le digo al Señor? ¿Qué le decimos?

Te pedimos perdón Señor por las ocasiones en que hemos tratado con indiferencia y disgusto a nuestros hermanos enfermos y necesitados, perdón porque no los hemos mirado como hermanos. Señor, que el tener una oportunidad para servirlos, nos dé sentido de hacerlo por amor a ti. Perdón Señor, perdón.

Y te damos gracias Señor, porque nos das la oportunidad de practicar la compasión y misericordia con nuestros hermanos más necesitados, porque cuando lo hacemos nos asemejamos más a ti. Gracias Señor, gracias Señor.

4. CONTEMPLACIÓN:

¿Cómo interiorizo el mensaje? ¿Cómo interiorizamos el mensaje?

•    A tantos necesitados en los que Jesús se manifiesta tan claramente y que por ellos pide tu ayuda y tu apoyo.
•    A los necesitados, en lo material y en lo espiritual, que son olvidados de nuestras comunidades. Siente una verdadera compasión por ellos y anima a otros a hacer algo en su beneficio.
•    A ti mismo que con frecuencia, te desentiendes de ayudar al que lo necesita.

5. ACCIÓN:

Propuesta personal
La intención general del apostolado de la oración del Papa para el mes de julio es: “Que la Jornada Mundial de la Juventud en Brasil anime a todos los jóvenes cristianos a hacerse discípulos y misioneros del Evangelio”.

Tengo que reflejar más el rostro misericordioso de Dios a través de lo que digo, pienso y hago, principalmente dando testimonio de mi vida cristiana con el necesitado.

Propuesta comunitaria
Misionera: “Que en toda Asia se abran las puertas a los mensajeros del Evangelio”.

Tratar de visitar a las personas necesitadas de nuestras comunidades y llevarles un consuelo del Señor misericordioso.

Inicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivado

lectiodivinaDescargar el documento en WORD

Descargar el documento en PDF

 

LECTIO DIVINA
COMISIÓN DIOCESANA DE PASTORAL BÍBLICA

21 de julio de 2013. Domingo XVI Ordinario.

¨En la Diócesis de Texcoco, nos reconocemos, valoramos y aceptamos como personas para ser casa y escuela de comunión¨

ORACIÓN AL ESPÍRITU SANTO

Jesús, envíanos tu Espíritu Santo para poder entender que estar atento a la escucha de tu Palabra, como lo hizo María, nos tiene que llevar a un encuentro personal contigo, y además que nos tiene que invitar no sólo a la escucha sino más bien a actuar en bien de nuestros hermanos de las comunidades y principalmente con los más necesitados y marginados. Te lo pedimos por Jesucristo Nuestro Señor. Amén.


1. LECTURA DEL TEXTO BÍBLICO (Lc 10,38-42)

¿Qué dice el texto?

En aquel tiempo, entró Jesús en un poblado, y una mujer, llamada Marta, lo recibió en su casa. Ella tenía una hermana, llamada María, la cual se sentó a los pies de Jesús y se puso a escuchar su palabra. Marta, entre tanto, se afanaba en diversos quehaceres, hasta que, acercándose a Jesús, le dijo: "Señor, ¿no te has dado cuenta de que mi hermana me ha dejado sola con todo el quehacer? Dile que me ayude". El Señor le respondió: "Marta, Marta, muchas cosas te preocupan y te inquietan, siendo así que una sola es necesaria. María escogió la mejor parte y nadie se la quitará". Palabra del Señor.


Pistas de reflexión

Contexto bíblico

Jesús visita a las mujeres en su casa, y Marta lo recibe “en su casa” (v. 38). Aunque Lázaro es el hermano de Marta y María (Jn 11,1-2), esta historia no lo menciona a él ni a los discípulos varones que lo acompañan. No existe una referencia a un hombre como jefe de esta casa. Claramente Marta está a cargo. María se sienta a los pies de Jesús para recibir su enseñanza, que es la postura de un discípulo, el lugar de un hombre. El Evangelio de san Lucas frecuentemente habla de mujeres en lugares de honor.

San Lucas no nos dice cuál es el pueblo, pero Juan nos dice que María y Marta viven en Betania (Jn 11,1-2; 12,1-3). Es allí que Jesús levanta a Lázaro de la muerte (Jn 11,17-44). Es en esta misma casa que María unge los pies de Jesús con perfume y los seca con sus cabellos (Jn 12,1-3). Jesús va en camino a Jerusalén donde va a morir. Betania está cerca de Jerusalén y sentimos la sombra de Jerusalén colgando sobre esta historia.

Texto bíblico

A. Una mujer, llamada Marta, lo recibió en su casa (v. 38)

Marta, como María, es discípula del Maestro. Recibe y atiende a Jesús lo mejor que puede. Le abre las puertas de la casa. Es hospitalaria y ejerce el servicio y la caridad. En consecuencia, quiere atender al Maestro que les visita. Tal actitud y disponibilidad son de alabar en Marta. Y también sobre todo, se atreve a juzgar la conducta de su hermana María, que, sentada a los pies del Señor, escuchaba su palabra (v. 39).

Marta se desvive en su tarea. Se cree en posesión de la verdad. De ahí que pretenda que su hermana también haga lo que ella está haciendo. Y se lo hace ver nada menos que al huésped Jesús: Señor, ¿no te importa que mi hermana me deje sola para servir? (v. 40).

Todavía más. Su imposición llega a tal punto que indica a Jesús que le mande a su hermana a colaborar con ella en el trabajo: Dile que me ayude (v. 40).

B. Una sola cosa en necesaria (v. 42)

La respuesta de Jesús manifiesta el criterio cierto en las diferentes actividades que los creyentes y discípulos tenemos muchas veces.

A Marta le reprocha por su ansiedad, inquietud y nerviosismo. No le reprocha por su actitud de servicio, hospitalidad y caridad. A María le alaba por su dedicación a la escucha de la Palabra.

En la historia de la espiritualidad cristiana, siempre se han dado diferentes modos de entenderla y de vivirla. ¿Cómo recibir a Jesús, cómo vivir su mensaje? Y las respuestas son: la hospitalidad de las obras (la justicia, la caridad) y la contemplación de la Palabra (la oración, la liturgia). Entonces podremos decir que hay que ser contemplativos en la acción y activos en la contemplación.

Preguntas para la lectura:

¿A dónde entró Jesús?
¿Quién lo recibió en su casa?
¿Cuál era su nombre?
¿Qué hacía Marta?
¿Qué le dijo Marta a Jesús?
¿Qué le contestó Jesús a Marta?

2. MEDITACIÓN:

¿Qué me dice el texto?

¿En qué me hace reflexionar este Evangelio respecto de la importancia de no pretender servir a la comunidad y a los hermanos sin una actitud permanente de escucha de lo que quiere el Señor Jesús? ¿A qué situaciones nos puede conducir trabajar sin escuchar con fidelidad las palabras del Maestro?

Y por lo tanto la escucha sincera y la meditación de la Palabra nos tienen que llevar necesariamente a vivir y realizar la caridad en la familia y en otros ámbitos. De lo contrario, la oración estará vacía de proyección y contenido. Nuestra actividad se convertirá en activismo.

3. ORACIÓN:

¿Qué le digo al Señor? ¿Qué le decimos?

Señor te pedimos perdón por aquellas ocasiones en que hemos trabajado mucho pero sin sentido, por no haber prestado suficiente atención a tus palabras y actitudes, principalmente a los miembros de nuestras comunidades parroquiales. Perdón  Señor, Perdón Señor.

Te damos gracias Señor porque nos llamas al servicio pastoral, y nos exiges que te escuchemos y por medio de esta escucha seamos capaces de transmitir tu Palabra, que seamos fuente de alegría y paz en nuestras comunidades, por eso te damos gracias.  Gracias Señor, Gracias Señor.

4. CONTEMPLACIÓN:

•    A las dos hermanas, Marta y María. ¿Cómo veo mi conducta en el comportamiento de estas dos mujeres? ¿Cómo me planteo tanto el “estar con el Señor” como el “servir al Señor” en los hermanos?
•    El reproche de Jesús a Marta, ¿me llega a mí en algunas o en muchas ocasiones? ¿Cómo podré equilibrar la contemplación con la acción?

5. ACCIÓN:

Propuesta personal
La intención general del apostolado de la oración del Papa para el mes de julio es:

“Que la Jornada Mundial de la Juventud en Brasil anime a todos los jóvenes cristianos a hacerse discípulos y misioneros del Evangelio”.

Descubrir que en la vida hay muchas cosas que nos inquietan, pero saber discernir que solo una es importante.

Propuesta comunitaria
Misionera: “Que en toda Asia se abran las puertas a los mensajeros del Evangelio”.

Que promovamos en nuestras comunidades la escucha atenta a la Palabra de Dios.

Inicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivado

lectiodivinaDescargar el documento en WORD

Descargar el documento en PDF

 

LECTIO DIVINA
COMISIÓN DIOCESANA DE PASTORAL BÍBLICA

07 de julio de 2013. Domingo XIV Ordinario.

¨En la Diócesis de Texcoco, nos reconocemos, valoramos y aceptamos como personas para ser casa y escuela de comunión¨

ORACIÓN AL ESPÍRITU SANTO

Señor Jesús así como enviaste a tus setenta y dos discípulos para llevar la buena noticia de tu Reino, envíanos tu Santo Espíritu, para que podamos llevar tu Palabra que es vida para todos nuestros hermanos en nuestras comunidades, y así podamos ser discípulos y misioneros. Por Jesucristo Nuestro Señor. Amén.


1. LECTURA DEL TEXTO BÍBLICO (Lc 10,1-12. 17-20)  

¿Qué dice el texto?

En aquel tiempo, Jesús designó a otros setenta y dos discípulos y los mandó por delante, de dos en dos, a todos los pueblos y lugares a donde pensaba ir, y les dijo: "La cosecha es mucha y los trabajadores pocos. Rueguen, por lo tanto, al dueño de la mies que envíe trabajadores a sus campos. Pónganse en camino; yo los envío como corderos en medio de lobos. No lleven ni dinero, ni morral, ni sandalias y no se detengan a saludar a nadie por el camino. Cuando entren en una casa digan: 'Que la paz reine en esta casa'. Y si allí hay gente amante de la paz, el deseo de paz de ustedes se cumplirá; si no, no se cumplirá. Quédense en esa casa. Coman y beban de lo que tengan, porque el trabajador tiene derecho a su salario. No anden de casa en casa. En cualquier ciudad donde entren y los reciban, coman lo que les den. Curen a los enfermos que haya y díganles: ‘Ya se acerca a ustedes el Reino de Dios".

Pero si entran en una ciudad y no los reciben, salgan por las calles y digan: "Hasta el polvo de esta ciudad que se nos ha pegado a los pies nos lo sacudimos, en señal de protesta contra ustedes. De todos modos, sepan que el Reino de Dios está cerca'. Yo les digo que en el día del juicio, Sodoma será tratada con menos rigor que esa ciudad".

Los setenta y dos discípulos regresaron llenos de alegría y le dijeron a Jesús: "Señor, hasta los demonios se nos someten en tu nombre".

Él les contestó: "Vi a Satanás caer del cielo como el rayo. A ustedes les he dado poder para aplastar serpientes y escorpiones y para vencer toda la fuerza del enemigo, y nada les podrá hacer daño. Pero no se alegren de que los demonios se les someten. Alégrense más bien de que sus nombres están escritos en el cielo”. Palabra del Señor.


Pistas de reflexión

Contexto bíblico

El evangelista san Lucas a diferencia de los otros evangelistas, presenta además del envío de los apóstoles la misión de los setenta y dos discípulos. Lucas ha mantenido un envío de los doce, cifra de Israel y el de los setenta y dos cifra tradicional para referirse a las naciones no judías, es decir a las naciones paganas. Estamos ante una clara intención de parte del evangelista de presentar una visión completa de la misión de Jesús y de los primeros cristianos. (Hech 1,8) Y estos misioneros simbolizan a las naciones del mundo y prefiguran la misión universal de la Iglesia que se desarrollará en Hechos 13-28.

Texto bíblico

1. El Señor designó a otros setenta y dos discípulos y los envió de dos en dos. La llamada de parte del mismo Jesús. En esta realidad se puede señalar la convocatoria universal a la salvación y la responsabilidad de todo discípulo de Jesús, de sentirse como enviado y misionero, pues todo el pueblo de Dios debe ser evangelizador, con palabras y obras.
2. Rueguen al dueño de la mies que envíe obreros: Jesús va señalando las condiciones y los modos de misionar. Rueguen al dueño de la mies, que envíe obreros a su cosecha, no lleven bolsa, es decir confianza total en el Señor. Y lo primero que deben decir es paz en esta casa, curen a los enfermos, anuncien la  llegada del reino y si no los reciben sacúdanse el polvo, porque la misión continua.

3. Los discípulos regresan alegres de la misión, contemplaron los signos que la Palabra había realizado en los oyentes. Pero la alegría más grande    que el evangelizador ha de experimentar viene de sentirse amado por Dios. Cuando el cristiano lleva la Palabra auténtica, el mensaje de salvación, que Dios le ama siempre, el gozo ha de  brotar no del éxito de sus palabras, sino de la presencia amorosa del Señor, que todos tiene en su corazón.

Preguntas para la lectura:

1. ¿A cuántos discípulos designo Jesús y a dónde los envió?

2. ¿En cantidades de cuantos los envió?

3.- ¿Cómo deben saludar los discípulos?

4. ¿Qué deben hacer en la ciudad donde los reciban?

5. ¿Por qué deben comer y beber lo que tengan en la casa donde permanezcan?

6. ¿Por qué se deben alegrar los discípulos?

2. MEDITACIÓN:

¿Qué me dice el texto?

Jesús nos amina a vivir alegres, pero cuando la tarea pastoral y misionera sea dura y aparentemente ineficaz, es el momento de dar gracias a Dios, porque Él siempre nos amina a seguir adelante. Sacudir los pies no paralizar nuestro esfuerzo misionero, aunque no se vean los frutos.

En la presencia del Señor, debo revisar si mi pequeña tarea evangelizadora la atribuyo al Espíritu Santo o a mis cualidades. El apóstol un enviado, quien da fruto es el Señor.

3. ORACIÓN:

¿Qué le digo al Señor? ¿Qué le decimos?

Señor ponemos en tus manos, todo lo que somos y te damos gracias por habernos elegido, para ser mensajeros de la Buena Nueva.

Ayúdanos a no dejarnos desanimar por los fracasos en nuestra actuación, más bien, danos fortaleza para continuar perseverando y fructificando en nuestra misión, primero en nuestros hogares, después en la familia y al final en nuestras pequeñas comunidades. Te damos gracias Señor.

4. CONTEMPLACIÓN:

¿Cómo interiorizo el mensaje? ¿Cómo interiorizamos el mensaje?

•    A ti mismo, a veces animado y otras, desilusionado. Convéncete: el éxito es del Señor.

•    Contempla a Jesús enviándote como su discípulo a llevar la Buena Nueva de la salvación.

5. ACCIÓN:

Propuesta personal
La intención general del apostolado de la oración del Papa para el mes de julio es:

"Que la Jornada Mundial de la Juventud en Brasil anime a todos los jóvenes cristianos a hacerse discípulos y misioneros del Evangelio".

En los momentos de oración pediré a Jesús para que envíe trabajadores a su viña y para que yo también sea mensajero de la Buena Nueva.

Propuesta comunitaria
Misionera: "Que en toda Asia se abran las puertas a los mensajeros del Evangelio".

Desde las pequeñas comunidades impulsar la Nueva Evangelización, hacia los sectores, e ir también a los más alejados.

Quiénes Somos:

La Diócesis de Texcoco es una Iglesia misionera, que fiel a Cristo y presidida por su Obispo, integra a través de estructuras de comunión y participación a todos los bautizados y hombres de buena voluntad, que con la riqueza de sus dones y carismas, evangelizan y hacen presente el Reino de Dios.