Inicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivado
 

 

El viernes 29 de abril de 2016 a las 12:00 hrs. Mons Juan Manuel Mancilla Sánchez, Obispo de Texcoco, celebró una Santa Misa en el campo de la comunidad de San Miguel Arcángel Coatlinchan, Texcoco, Estado de México, precisamente en el sitio de donde sacaron a Tláloc que está en el museo de antropología de la Ciudad de México.

En la homilía Mons. Juan Manuel dijo: “qué hermoso escuchar a Jesús hablando del amor que nos revela su cercanía; mostrándonos su amor, Jesús decía que para permanecer unidos a Él debemos cumplir sus mandamientos, y hoy nos resume esos mandamientos en una sola expresión: “ámense los unos a los otros, como yo los he amado”, y como nos ha amado Él, entregando su propia vida. Por eso el verdadero amor siempre es aquel que está dispuesto a dar, a entregarse; si decimos amar pero buscamos en los demás satisfacer nuestros propios intereses o deseos, si decimos amar a nuestros hermanos pero cerramos nuestra mano a las necesidades de los pobres, si decimos amar al que está enfermo, sólo, necesitado de nuestra presencia, pero no tenemos tiempo porque nuestra vida está primero, entonces tendríamos que ver si realmente amamos. No hay amor más grande que dar la vida por los amigos, Jesús nos ha mostrado que es nuestro amigo porque ha dado la vida por nosotros, y nosotros seremos capaces de mostrarle a Jesús que realmente amamos? Dar la vida no es sólo morirse físicamente, es también hoy morir a los propios intereses, al egoísmo, a nuestro bienestar material; no tengamos miedo de dar nuestros pasos en el amor, no nos faltará nada, pues todo lo que le pidamos al Padre, en su nombre, Él nos lo concederá, y bueno, aclaro que sólo perfecto es Dios, pero nosotros debemos esforzarnos por “amarnos los unos a los otros”.

Al final de la celebración Eucarística, Mons. Juan Manuel invitó a los ejidatarios, y a toda la población, a cuidar sus tierras y no permitir que se hagan basureros. Agradeció la presencia de las autoridades civiles (el Secretario de Gobernación, personal de la Secretaría Agropecuaria, el presidente municipal de Texcoco Higinio Martínez Miranda, los delegados locales y COPACI de Coatlinchan), a los ejidatarios, al padre Joaquín Roblero de la Curia de Texcoco y al padre Virgilio Altamirano Rojas, vicario episcopal de Santo Domingo.

Cabe agregar que el presidente municipal Dr. Higinio Martínez Miranda se comprometió ante los asistentes a transformar el Centro de Salud de la localidad para que sea una clínica que dé servicio las 24 horas del día, ya que, por ahora, el servicio que presta es insuficiente.

Quiénes Somos:

La Diócesis de Texcoco es una Iglesia misionera, que fiel a Cristo y presidida por su Obispo, integra a través de estructuras de comunión y participación a todos los bautizados y hombres de buena voluntad, que con la riqueza de sus dones y carismas, evangelizan y hacen presente el Reino de Dios.

AVISO DE PRIVACIDAD